Alma y esencia en el corazón de los Ibores
Entorno y Actividades
La comarca de las Villuercas, Ibores y Jara es conocida por su exuberante y agreste naturaleza, riqueza geológica y entorno privilegiado: la enmarcan varias sierras que suponen la mejor muestra de relieve apalachense de toda España y que forma parte de la Red Europea de Geoparques clasificados por la UNESCO. Pero junto a la gran variedad natural y a un importante patrimonio en el que sobresale el Monasterio de Guadalupe, declarado Patrimonio de la Humanidad, también se encontrará una riqueza gastronómica como lo demuestran las Denominaciones de Origen con las que cuentan alimentos como la miel, el vino o los quesos de cabra; además de otros productos de gran calidad como cerezas, castañas, setas, exquisitas carnes de caza, roscas de Muégado, o las afamadas morcillas de Guadalupe. De visita imprescindible las Cuevas de Castañar de Ibor, declaradas Monumento Natural, con impresionantes formaciones calcáreas de estalactitas y estalagmitas. La calderería en cobre es la máxima exponencia de la tradición popular de Guadalupe; asimismo la localidad de Alía es famosa por fabricar mantas traperas de distintos colores